cerrar Actualice su navegador
El navegador que está usando en este momento se encuentra desfasado y no cumple los estándares actuales para páginas web. Si quiere disfrutar una versión actualizada de este y otros sitios web, recomendamos que lo actualice gratuitamente a través de uno de estos enlaces:
Internet Explorer 9 Mozilla Firefox Google Chrome

Paco de Lucía emprende su último viaje, de regreso a España

MÉXICO OBITUARIO | 27 de febrero de 2014

Cancún (México), 27 feb (EFE).- Dentro de una sencilla caja de madera, el guitarrista español Paco de Lucía emprendió hoy su último viaje, de regreso a España, cuarenta horas después de que un infarto terminara con su vida, a los 66 años.

El último viaje de Paco de Lucía comenzó hacia las 8.00 hora local (14.00 GMT) desde una funeraria de esta ciudad, situada en las costas del Caribe mexicano, donde el cuerpo del artista andaluz había pasado la noche a la espera de su repatriación.

En la funeraria se había preparado una caja de aglomerado para trasladar el cuerpo embalsamado del guitarrista, y en ese empaque especial, dentro de un coche fúnebre Lincoln, partió a primera hora de hoy para emprender el regreso a España.

El cadáver ingresó primero a la central de abastos situada a unos 20 minutos del aeropuerto internacional de Cancún, donde la caja fue inspeccionada por última vez y donde fue sellada por las autoridades, antes de ser transportada a la terminal aérea.

De nuevo en el Lincoln negro, el cadáver llegó al aeropuerto, donde la caja pasó por rayos X, ya sellada, y quedó lista en la zona de espera para ser embarcada.

El avión, con el cuerpo sin vida de Paco de Lucía en la bodega, despegó pasadas las 12.30 hora local (18.30) con destino a España. Se espera que llegue este viernes a Madrid, después de una escala en Nueva York.

"Ya se arregló todo", dijo a Efe el cónsul honorario de España en Cancún, Javier Marañón, quien ha estado volcado en el tema desde que fue notificado del fallecimiento de Paco de Lucía hora y media después de que se produjera.

Marañón confirmó que acompañan al cuerpo de Paco de Lucía la que fue su segunda esposa, Gabriela Canseco, los dos hijos de la pareja y la madre de la viuda.

El representante consular supervisó personalmente todos los trámites para el embarque del cuerpo del guitarrista y acompañó hasta la puerta del avión a sus familiares.

Marañón agradeció especialmente las facilidades prestadas por las autoridades, especialmente las de Playa del Carmen, para que se pudieran agilizar las diligencias.

Terminaron así horas intensas de gestiones para buscar el medio idóneo para la repatriación. Una posibilidad de enviarlo a través de Miami había sido descartada el miércoles porque la compañía elegida inicialmente no hace ese tipo de transporte especial.

La tragedia había comenzado el martes por la tarde cuando Paco de Lucía jugaba con sus hijos en una playa. Según fuentes de la fiscalía de Cancún, había quedado a conversar con unos artistas cubanos para hablar de un proyecto.

Entró por su propio pie al hospital de Playa del Carmen, aquejado de un dolor en el pecho. Salió de ahí, ya cadáver, a la funeraria de Cancún donde su cuerpo permaneció a la espera de ser repatriado.

La familia pidió aplazar el anuncio de su muerte por varias horas. Sólo se conoció hasta el miércoles, cuando se informó de su muerte desde Algeciras, en el sur de España, de donde era originario el artista andaluz.

En la costa mexicana del Caribe, Paco de Lucía había comprado una casa en el complejo residencial de Xpu Ha, cerca de Playa del Carmen. Pasaba ahí largas temporadas de descanso entre conciertos y giras internacionales.

En México se había presentado en octubre pasado, donde llenó por completo el Palacio de Bellas Artes de la capital mexicana, uno de los principales auditorios del país.

Será en otro auditorio, el Nacional de Madrid, donde se instalará en las próximas horas la capilla ardiente para rendir un homenaje al artista, antes de que emprenda la última etapa de su último viaje hacia Algeciras.

América